lunes, 26 de noviembre de 2012

LOS PRIMERO VERTEBRADOS


Los primeros vertebrados en evolucionar fueron los Agnatos o “peces sin mandíbula”. Sus restos se han encontrado en rocas de fines del período Cámbrico, de hace más de 520 millones de años. Estos primeros peces carecían de mandíbula para atrapar y sujetar sus presas.Tampoco contaban con pared de aletas que pudieran estabilizarlos en le agua, de manera que atrapar otros animales y alimentarse de ellos les resultaba sumadamente difícil. Así la mayoría de estos pequeños peces se limitaban a succionar microscópicas partículas en el barro del fondo marino o alimentarse del plancton en las aguas superficiales.
Los agnados no tenían huesos. Su esqueleto interno estaba constituido enteramente por cartílago, que a diferencia del hueso, este material se descompone; pero los paleontólogos saben de la antigua existencia de estos peces por el revestimiento óseo de sus cuerpos. Este revestimiento consistía en una gran coraza ósea que cubría la cabeza, y en pequeñas escamas numerosas que protegían el resto del cuerpo. Esta armadura de placas era la única defensa con que contaban para esconderse de los grandes escorpiones marinos depredadores. (Ver programa caminando con Monstruos).



Hemicyclaspis, un pez osteostráceo de principios del devónico, hallado en Inglaterra, y de apenas 13 cm. Para aquella época, era nuestro único antepasado, que a su supervivencia en aquella época, existimos nosotros hoy en día. (Ver programa "caminando con monstruos", de la BBC)
Las corazas óseas se han conservado en las rocas, les ha valido a los agnatos fósiles el nombre colectivo de ostracodermos (piel de concha). Pese a carecer de mandíbulas. Los ostracodermos dominaron los mares, lagos, y ríos del hemisferio norte durante unos 130 millones de años, desde el principio del Ordiviciense hasta el final del devónico. Solo dos tipos de agnados han sobrevivido hasta nuestros días. Ninguno de los dos conserva coraza ósea como sus antepasados y los dos son peces altamente especializados: los mixínidos, peces carroñeros con forma de gusano, y las lampreas, semejante a las anguilas.
Entre los peces agnatos estaban los antepasados de los vertebrados con mandíbulas y dientes, que evolucionaron a principios del Silúrico, unos 80 millones de años después de los primeros agnatos. Estos eran los acantodios, que no solo tenían tejido óseo en los radios de las aletas, sino también hueso dérmico en la piel.
Existieron tres órdenes de agnados: 1) Heterostráceos, 2) Telodóntidos 3) Osteostráceos y Anápsidos
Los primeros anápsidos son de finales del Silúrico, como el Jamoytius. Carecían de las pesadas corazas frontales de los agnatos acorazados. fueron los primeros seres en desarrollar una primitiva columna vertebral.


amoytius, de finales del Silúrico, descubierto en Escocia, medía 27 cm. Fue uno de las primeras especies de peces con columna ósea (cartilaginosa)
Los osteostráceos o cefaláspsidos (Coraza de cabeza), aparecieron a fines del Silúrico, unos 80 millones de años después de los peces heterostráceos. Evolucionaron el mar y luego colonizaron ríos y lagos. Sus innovaciones fueron la presencia del tejido óseo interior del cuerpo, en forma de una fina película sobre los cartílagos, que al fosilizarse permitió el estudio de la estructura cerebral, agallas, boca, etc.
Otra innovación es la concentración de haces de órganos sensoriales a ambos lados y en la parte superior de la cabeza. Estos órganos inervados, debieron servir a estos peces para detectar las vibraciones en el agua, o como órganos eléctricos.
Cephalaspis es un género de peces con armadura, del tamaño de los peces de colores o del tamaño de la trucha es un pez detritívoro que ha vivido en las aguas dulces de los arroyos y estuarios del período Devónico en la Europa occidental. Algunos con su espeso armadura, este pez esta relacionado con los osteóstraco cefalaspidomorfo, debe estar confusionado con los contemporáneas mandíbulas, los placodermos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada